GEOMETRÍA PERFECTA DEL COSMOS

“Soltar viejas creencias, cambiar la energía, salir de los límites imaginarios, experimentar nuevas frecuencias, usar el corazón, crear para crecer, descubrir otros mundos, elevar el espíritu, sanar el alma”. Esta frase la leí hace un tiempo atrás y desde entonces se ha vuelto la premisa más importante a la hora de meditar o de explicar el significado de un mandala.

post3

Un mandala nos lo explican como un círculo o centro en sánscrito (una de las más antiguas lenguas de la india). Ahora bien, un mandala es mucho más que una forma geométrica: es un centro energético de equilibrio y purificación, es una forma sagrada. Cada vez que diseño y pinto un mandala me doy cuenta de que no tienen principio ni fin, pero expresan la totalidad del ser y del universo.

Diversas culturas los han usado desde hace muchos años con múltiples finalidades que se asemejan. Por ejemplo, en la cultura egipcia eran utilizados por la fuerza que transmitían, colmando de energía el ambiente en donde se los ponía. También, para los monjes budistas, los mandalas eran (y siguen siendo) creados en arena de colores, que representan las diferentes dimensiones de la consciencia y el estado propio de la iluminación y la geometría perfecta del cosmos.

A partir de mi experiencia meditando con mandalas puedo decir que estos potenciadores espirituales facilitan la sanación y el acercamiento a estados positivos, en que la conciencia tiene la oportunidad de empezar de cero. Cada mandala, según el caso, estimula la alegría, el amor, la fortaleza, la salud, la concentración, en fin; pero todos tienen algo en común y es que nos acercan a la transformación y la integración total del ser.

piedras-mandalas-5

Luego de conocer el significado y sus beneficios, aconsejo tomar una vez por semana una hora y media de tu tiempo para contemplar, construir o colorear un mandala y entre 10 a 20 minutos diarios para meditar y mantrar con él. Meditar con mandalas es la práctica que permite, de forma repentina, como si fuera un relámpago, la observación de la realidad.

Sanar la energía vital es meditar con mandalas. Esto te servirá para cultivar la consciencia de la verdadera realidad que debemos vivir. Regálate la oportunidad de vivir empoderado del placer de entender el cosmos y, por ende, de sentir la iluminación.

postfinal3

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s